Soy maestro y me hago preguntas

¿Eres de esos maestros que en clase te preguntas

  • porqué algunos niños aprenden sin dificultades y a otros les cuesta tanto;
  • porqué este niño que no me mira y parece no atender, sabe de qué he hablado cuando le pregunto;
  • porqué responde tan bien en los exámenes orales y sin embargo no sabe redactar una prueba por escrito;
  • porqué resuelve tan bien algunas actividades y parece tener una alta inteligencia pero no lo demuestra;
  • porqué esta frustrado y desmotivado cada vez más;
  • porqué no comprende cuando lee o este otro sí lo hace cuando le oigo leer mal,
  • cómo puedo ayudarles, a todos,….

Si eres de esa especie de maestro preocupado y comprometido, seguro que has estado investigando; que ya has leído algunos estudios actuales y piensas ¿tendrá dificultades si tiene la lateralidad cruzada, qué significa que oye y no escucha o que mira pero no tiene una buena visión? Al final has leído más y te da la sensación de que sabes menos…

“Te contamos el secreto. El aprendizaje sucede cuando recibimos información (input), procesamos y creamos una respuesta (output). Los sistemas necesarios para el aprendizaje no siempre están bien “engrasados”. Sí, como un coche que tiene un buen motor (cerebro) pero al que le faltan las luces (visión) y no recibe la suficiente gasolina (flujo de información sensorial de entrada input). O tiene uno buenos faros, pero la dirección del coche no funciona, así que no puedo dirigir a dónde voy (bloqueo en las respuestas). Sea como fuera, el coche anda mal, o no anda… El aprendizaje es similar. Requiere de un funcionamiento engrasado de cada pieza, y cada pieza con un pequeño desperfecto crea una compensación que disminuye el rendimiento del coche… o del aprendizaje de tu alumn@”

Está claro que no queremos ser mecánicos de profesión, pero sí saber lo suficiente para entender cómo funciona el coche y cuáles pueden ser los problemas que está sufriendo cuando no funciona cómo esperamos.

La innovación educativa pasa hoy por hoy por la neurología y los conocimientos de la llamada Neuroeducación (Mora, 2013), el uso del movimiento de neuronas, músculos, cilios y sus conexiones en un entorno positivo y fraterno (Rosado, 2013).

Las investigaciones actuales ya han permitido mostrar los beneficios de Brain Gym. Un estudio llevado a cabo con el test CUMANIN con alumnos de Educación Infantil ha mostrado claros beneficios en las diferentes variables, y ha movilizado a la comunidad escolar a ampliar la práctica de Brain Gym en las aulas de más de una decena de centros educativos, ¿quieres ser uno de ellos?.

brain-gym-modulo-1bUna formación completa para identificar e intervenir en las dificultades de aprendizaje, grandes o pequeñas, para mejorar el día a día en el aula. Una intervención adecuada, una detección temprana y una programación preventiva pueden cambiar la realidad, y ofrecer sonrisas, éxito y buenos resultados.

Nuestro objetivo con el presente curso es ofrecer formación y prácticas sobre las buenas bases de desarrollo neuropsicológico que garantizan un correcto aprendizaje, un programa neuropsicológico como Brain Gym que permite entrenar y aprovechar la plasticidad cerebral y sigue un enfoque integral que incluye los ámbitos motor, visual, auditivo y emocional, un programa de intervención multidisciplinar que tiene como bases transversales la metodología pedagógica de los 5 pasos que utiliza la kinesiología educativa creada por Paul Dennison y conocida como Brain Gym.

Existe la necesidad de formar al profesorado para identificar de manera temprana, pudiendo así abordar una correcta intervención. Si el profesorado y familia es capaz de reconocer cuándo un alumno presenta inmadurez en aspectos neuropsicológicos que están implicados en el aprendizaje, el apoyo escolar en casa, las actividades de ocio y el trabajo en el aula podrá estar mejor adaptado y adecuado.

Maite Rodríguez Estévez

Máster en Neuropsicología de la Educación.

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Print this page

2 comentarios en “Soy maestro y me hago preguntas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *